Reduccion de mamas

Reduccion de mamas

La reducción de mamas es un procedimiento quirúrgico para disminuir el tamaño de las mamas, mediante extirpación de grasa, tejido mamario y piel, haciéndolas más ligeras, pequeñas y firmes.

La intervención se realiza con anestesia general, y es necesario el ingreso hospitalario, dándose de alta en uno o dos días.

La intervención dura de 2-4 horas. Existen diferentes técnicas quirúrgicas, pero generalmente, la incisión tiene forma de ancla, colocándose alrededor de la areola, en una línea vertical hacia abajo desde la areola y en una línea horizontal en el surco que hay debajo de la mama. En algunos casos se puede asociar a liposucción.

En la mayoría de los casos la areola se mantiene unida a sus vasos sanguíneos y a sus nervios  , manteniendo la sensación normal o casi normal; sin embargo, en grandes reducciones ( gigantomastia ), puede ser necesario separar totalmente la areola y situarla en su nueva situación, perdiendo la sensación.

Tras la cirugía se colocan unos tubos de drenaje y un vendaje, que será retirado a los pocos días, siendo sustituido por un sujetador especial.

Los puntos se retiran a los 7 y 14 días y el edema no cede totalmente hasta las 3 ó 6 semanas.

Tras una reducción, puede verse afectada la capacidad de lactar.

Algunas pacientes, experimentan una disminución parcial y , en ocasiones, total de la sensibilidad del pezón.

La intervención es segura en manos de un cirujano plástico cualificado y experto, con resultados muy satisfactorios para las pacientes.