Consejos y recomendaciones para la dieta del diabético

Consejos y recomendaciones para la dieta del diabético

1. El paciente diabético debe realizar de 4 a 6 comidas al día. Es imprescindible respetar los horarios de las comidas, sobre todo si toma medicación.

2. Se deben evitar  los azúcares de absorción rápida y elegir fundamentalmente los de absorción lenta, que se encuentran  presentes en los cereales (arroz, pasta, pan…), patatas y legumbres.

En todas las comidas se deben consumir farináceos (hidratos  de carbono de absorción lenta). Son la parte más importante de su alimentación.

3. Debe controlar su colesterol disminuyendo el consumo de grasas en las comidas. La dieta del diabético debe ser pobre en grasas saturadas, para ello debe evitar los embutidos, los lácteos enteros y las carnes grasas. Elimine la bollería y alimentos industriales de la dieta.

4.  Es aconsejable tomar entre  2 y 4 huevos a la semana

5. Las verduras, ensaladas, frutas y alimentos integrales  son imprescindibles por las vitaminas y fibras que contienen.

6. Consumir dos piezas de fruta de tamaño mediano, preferentemente con  piel, repartidas a lo largo del día y siempre después de las comidas. Algunos pacientes  piensan que no pueden tomar algunas frutas por el azúcar que poseen. Un diabético sí puede comer plátano, un cuarto, o la mitad de una chirimoya. Pero también debe saber que el melón y la sandía son las frutas que menos azúcar tienen y, por tanto, pueden tomar más cantidad.

7. Evite los zumos porque contienen un elevado índice glucémico.

8. Dos raciones pequeñas de carne o pescado, es  aconsejable tomar  más pescado que carne. Debe  tomar pescado azul dos veces por semana.

9. Tomar dos vasos de leche descremada al día. Se puede sustituir un vaso de leche por dos yogures descremados.

10. Evitar el consumo de alcohol. Si usted recibe insulina o toma alguna medicación para la diabetes, corre el riesgo de padecer una hipoglucemia severa al ingerir bebidas alcohólicas. El hígado transforma los hidratos de carbono en glucosa cuando los niveles de esta en sangre empiezan a disminuir. Cuando consumimos alcohol, el hígado deja de producir glucosa para eliminar el alcohol de la sangre, por lo que si su nivel de glucemia está disminuyendo, experimentará una bajada de azúcar severa en poco tiempo. Por eso se permite consumir una copa durante la comida, pero nunca con el estómago vacío.

11. Usar edulcorantes no calóricos (sacarina, aspartamo).

12. Moderar el consumo en frutos secos por su alto contenido en grasas.

13.  Limitar el consumo de margarinas y mantequillas.

14. Evitar frituras, comidas precocinadas y comida rápidas.

15. Las infusiones y especias no aportan calorías, se pueden utilizar libremente.

16. Calmar la sed con agua o bebidas light.

17. Las carnes, los huevos y el queso deben formar una parte muy pequeña de las comidas.

18. Los quesos mejor frescos y desnatados. Debe limitar el consumo de quesos curados.

19. No fumar. Fumar implica un incremento del riesgo de padecer cáncer de pulmón, bronquitis crónica y problemas cardiovasculares como arteriosclerosis. Hay un mayor riesgo de problemas cardiovasculares, infartos, etc., en las personas con diabetes. Los riesgos de muerte prematura para una persona con diabetes que fuma es el doble que para una persona con diabetes que no fuma.