Sexo en la tercera edad

Sexo en la tercera edad

Hombres y mujeres sanos pueden seguir siendo sexualmente activos durante toda la vida. En otras palabras, no hay una edad limite para el sexo. Los cambios fisiológicos no son responsables por el fin de la actividad sexual entre los mayores. Pero sí los prejuicios y la falta de información, los grandes problemas de que la sexualidad sea vista con normalidad en la vejez.

La idea de que el sexo es un privilegio de la juventud, y que no tenga lugar en la senectud, es un tabú social que nada tiene que ver con la realidad.

Es evidente que las necesidades sexuales de las personas mayores son distintas a de los jóvenes. Sin embargo, no hay que confundir actividad sexual intensa con salud, o actividad sexual menos intensa con vejez o disfunción física.

La actividad sexual en la tercera edad es tan natural como en la juventud e igualmente importante, para mantener la calidad de vida, como cualquier otra actividad física.